martes, septiembre 09, 2014

Pipistrela

Err botón de la esquina de casa
cuando salgo a barrer la vereda,
me se acerca el canaya y me dice:
"Pss, Pipistrela, pss Pipistrela"

Tengo un guso ar mercau que me mira,
es un tano engrupido de crioyo,
yo le pongo lo ojo pa'rriba,
mientras le afano un repollo.

Me llaman la Pipistrela, 
yo me dejo llamar,
es mejor pasar por gila 

si una es viva de verdá.

Soy una piba con clase,
mangen qué linda mujer.
La pinta que Dios me ha dado
la tengo que hacer valer.

Ya estoy seca de tantos mucamos,
cocineros, botones y juardas,
yo me paso la vida esperando
y no viene el lotario.

Yo quisiera tener mucho vento
pa' comprarme sombreros, zapatos,
aniadarme algún coso del centro
pa' largar a esta manga de patos. 


Letra de J.Canaro; Musica de F. Ochoa 

domingo, septiembre 07, 2014

Comentarios de chicos/as acerca de La familia china y La muda encarnación



Nos escribe la querida poeta Silvia Castro, diciéndonos que desea compartir  “los comentarios de los chicos y chicas de 7° grado de la Escuela 22, que te estuvieron leyendo en mi biblioteca. ¡Te lo debíamos! Estos comentarios fueron escritos luego con su maestra y me los hicieron llegar. Muchos cariños para vos de Silvia Castro, de Gabi, Priscila y Rocío":

“Nos gustó mucho La Familia China porque habla del Falso Amor. El chico la ama, pero ella a él, no. Intenta quererlo pero no puede. También nos gustó la imagen del dragón y los samurais”
 De Lola y Martín:A nosotros nos gustó porque expresa el amor verdadero y el amor falso, y aunque la chica no pudo amarlo, el chico siempre la va a amar.”
De Rafael: “Sinceramente La Familia China no me agradó tanto como lo dicen o dirán otras cartas. Sí me agradó La Muda Encarnación debido a que por lo que entendí expresa los sentimientos de una persona que no pierde los recuerdos y pensamientos en la reencarnación, pese a que ésta supone perderlo todo para ir a una nueva vida” en La familia china, de María del Carmen Colombo: Poema 3, lo pequeño se afila (Tercera Parte).

Cienvolando: Variaciones de la luz

Dice Mónica Sifrim: 

"Pese a los anuncios de mal tiempo, el primer libro de nuestra nueva editorial, "Cienvolando", se presentó a sala llena con regocijo, calidez e inteligencia. La poeta Diana Bellessi era la autora en esta ocasión y leyó, como las diosas, poemas de su Variaciones de la luz que estremecieron al público y fueron aplaudidos uno a uno. Los textos de los presentadores, los poetas Yaqui Setton y Paula Paula Jiménez España (en la foto) fueron de una profundidad y lucidez conmovedoras. Finalmente (y por suerte) el vino alcanzó justito. Tantos fueron los amigos que se acercaron a festejar la reedición de Variaciones de la luz y el lanzamiento del sello "Cienvolando". Extenuados, pero felices, les agradecemos tanto a todos

domingo, agosto 31, 2014

Paul Klee: La flecha

Padre de la flecha es el pensamiento: ¿cómo extender mi extensión hacia allá abajo, del otro lado de ese río, de ese lago, de esa montaña?
La contradicción entre nuestra impotencia física y nuestra facultad de abrazar a voluntad, a través del pensamiento, los dominios terrestre y supra-terrestre es el origen mismo de lo trágico humano. Esta antinomia de potencia e impotencia es el desgarro de la condición humana. Ni alado ni cautivo, ese es el hombre.

La idea como mediación entre la tierra y el universo. Cuanto más grande el viaje, más intenso lo trágico. ¡Tener que devenir movimiento y no serlo ya! Lo trágico está presente, pues, de entrada. La consecuencia: ¿cómo va a venecer la flecha resistencias y fricciones? ¡No alcanzar jamás el reino del movimiento perpetuo! Conciencia de que allí donde hay un comienzo jamás se halla lo infinito.
Consuelo: ¡un poco más lejos que lo habitual!, ¿es posible?
Dénse alas, o flechas, a fin de ganar el gran mar, aun si pierden el aliento sin poder ganarlo. 

Paul Klee: Teoría del arte moderno. Cactus, serie perenne, 2008.

lunes, agosto 25, 2014

Henri Michaux Agir voy...


Empujando la puerta en ti, he entrado
Agir, voy
Estoy ahí
Te sostengo
No más abandono
No más dificultades
Cordeles desatados, tus dificultades caen
La pesadilla de donde volviste despavorida ya no está
Te respaldo
Pones conmigo
El pie sobre el primer peldaño de la escalera sin fin
Que te lleva
Que te sube
Que te realiza

Te calmo
Extiendo manteles de paz en ti
Alivio a la criatura de tu sueño
Afluencia
Afluencia en palmas sobre el círculo de las imágenes de la asustada
Afluencia sobre las nieves de su palidez
Afluencia sobre su hogar... y el fuego se reanima

Agir, voy
Tus ideas de impulso son sostenidas
Tus ideas de fracaso están debilitadas
Tengo mi fuerza en tu cuerpo, insinuada
...y tu rostro, al perder sus arrugas, rejuvenece
La enfermedad ya no encuentra su trayecto en ti
La fiebre te abandona

La paz de las bóvedas
La paz de las praderas nuevamente floridas
La paz regresa a ti

En nombre del número más elevado, te ayudo
Como una fumarola
Todo lo que abruma tus hombros se volatiliza
Las cabezas malvadas de tu entorno
Observadoras viperinas de las miserias de los débiles
Ya no te ven
Ya no están

Equipaje de refuerzo
En misterio y en línea profunda
Como un surco submarino
Como un canto grave
Voy
Este canto te toma
Este canto te levanta
Este canto, lo animan muchos arroyos
Este canto está alimentado por un Niágara en calma
Este canto es todo para ti

No más tenazas
No más sombras negras
No más temores
Ya no hay rastro
Ya no tiene que haberlo
Donde había dificultad, hay algodón
Donde había dispersión, hay soldadura
Donde había infección, hay sangre nueva
Donde había cerrojos está el océano abierto
El océano portador y la plenitud de ti
Intacta, como un huevo de marfil

He lavado la cara a tu porvenir.