miércoles, diciembre 31, 2014

Hilda Doolittle: Poema 38



Este ahondar en la semejanza histórica
esta búsqueda de afinidades psíquicas,

ya se ha hecho hasta la saciedad,
seguirá haciéndose;

ninguna aportación puede alterar (decís)
la realidad espiritual, o si no,

¿qué nueva luz se podría
arrojar sobre ella?

mi mente (la vuestra),
vuestro modo de pensar (el mío),

cada uno es una urdimbre propia,
un mapa de hilos al derecho y al revés

tejiendo la desordenada selva
de aptitudes biológicas,

inclinaciones heredadas,
el esfuerzo intelectual

de toda la raza,
su flujo y su reflujo,

mas mi mente (la vuestra)
posee su propio modo,

personal y ego-céntrico,
de acercarse a la realidad eterna,

diferente de las otras
en minúsculos detalles,

igual que los senderos venosos de una hoja
son distintos de las otras hojas

en el bosque, igual que cada copo de nieve
tiene su propia forma: prisma, coral o estrella.

*Del libro Trilogía: "No caen las murallas". Traduc. Natalia Carbajosa.


Publicar un comentario