sábado, diciembre 27, 2014

María del Carmen Colombo: Un inédito*





Tomó conciencia de sus manos antes de los cinco años. Antes
de aprender a leer, de dibujar las primeras letras, los primeros
números.

Soy una mujer de manos grandes –dice ahora, segura, extendiendo los dedos en abanico sobre el teclado: más de una octava alcanza con su mano abierta.

Manos grandes: de palmas magras, dedos largos, delgados pero firmes. Ahí estuvo siempre toda su fuerza, donde sintió latir su corazón, correr
su sangre: la vida, su vida, en manos de sus manos. 

*El texto pertenece a un nuevo llibro en preparación
Publicar un comentario