jueves, julio 11, 2013

Rosmarie Waldrop: La materia de la luz


David Hockney: La gran zambullida



Una golondrina corta un arco en el techo, y lo vuelve a cortar
como trayendo adentro el horizonte. En mi pecho se derrama la luz
y despierta un ejército de pigmento. Las grullas chillan como bebés, y
las nubes acortan la distancia con profusión espléndida e innecesaria.
Los movimientos que mi cuerpo teme, los ejecuta en la soga tu camisa
en perfecta armonía con los elementos

Lo profundo de un río se mide en cuerpos ahogados, pero las
leyes de la naturaleza copulan locamente, con frenesí de polilla.
Recuerdo los pinos y los álamos, su reflejo, también, ahogado, y el
pañuelo blanco que se agitaba y se agitaba para acortar la distancia.
Traté de contar mis problemas y navegar hacia una nueva identidad.
Y esta curva fue a dar contra la turbulencia de los sueños
húmedos

Los años que vivimos juntos se apilan en el sendero que va a la
orilla. Con profusión espléndida. Ahora podemos caminar sobre ellos,
tomando aire fresco. Dar vuelta apenas la máscara de un “NO”
se llama “confundir” porque la máscara asume la apariencia
de la melancolía. Así como mis ojos que entraron en el cielo y
fueron derrotados por su exceso encandilador. Bandas de espuma blanca
ondulan en la bahía donde el río se desata. Como la máscara,
el contorno de las rocas, es una forma para mirar de lejos
aunque de cerca está más vivo todavía, bajo la llovizna.

Nos asomamos a la ventana y encontramos la noche demasiado pronto.
Asustados, nos agarramos de la cama, nos zambullimos bajo la piel. Para
traer el horizonte adentro y desviar las nubes hasta nuestros huesos.
Las golondrinas se ahogaron en su reflejo, junto con los pinos
y los álamos. Y el pañuelo que se agitaba y se agitaba.
¿Hasta el abrazo de una vieja puede derramar luz
si hay suficiente rojo intenso en el paisaje?

Las palabras se atascan en la garganta sin tomar la forma del amor
ni de la pena y mañana mentirán, sentimentales. Tu camisa en la soga
se seca de una identidad a otra mientras arriba de nuestras cabezas
las nubes acortan la distancia con profusión innecesaria, sí,
y espléndida. Aunque un cuerpo de agua refleje la luz y también
se la trague, yo sé que su profundidad se mide en cuerpos ahogados. Doy vueltas como una polilla hasta que el esplendor que encandila excede la ansiedad de las alas.



(Trad. de Sandra Toro en el blog El Placard, 29-9-2011.

The matter of light

A swallow cuts an arc along the roof, cuts it again,as if to
move the horizon inward. Light spills through my chest,
stirring up armies of pigment.The gulls cry like babies,and
clouds cut the distance with splendid,unnecessary profusion.
The movements that my body is afraid of, your shirt on the
lines does in perfect harmony with the elements


The depth of a river is measured in drowned bodies,but the
laws of nature copulate madly, in moth frenzy. I remember
the pines and poplars,their reflection,too,drowned,and the
white handkerchief waving and waving to cut the distance.I
meant to tell my troubles and sail on to a wholly new identity.
This curve was headed for the high turbulence of moist
dreams


The years we've lived together are piled on the path to the
shore. In splendid profusion. We can walk on them now,with
the air cooling. Turning a "NO" mask slightly downward is
Known as "clouding" because the mask takes on a melancholy
aspect.The way my eyes had the run of the sky,but were
defeated by its blinding excess. Bands of white foam ripple
out into the bay where the river comes undone. The contour
of the rocks, like the mask, is meant to be looked at form a
distance,yet is most alive close up,in light rain.


We had leaned out the window and found night early. Hugged
The bed in alarm and dived below the skin. To move the
horizon inward, make clouds drift through our bones. The
swallows had drowned in their reflections, along with the
pines and poplars. And the handkerchief waving and waving.
If there is enough deep red in the landscape will even and old
woman's embrace spill light?


Words stuck in the throat,unable to take the shape of love or
sorrow will tomorrow smear sentimental. Your shirt on the
line dries from one identity to another while above our heads
clouds cut the distance with, yes , splendid, unnecessary
profusion. Though a body of water both reflects light and eats
it too, I know its deph is measured in drowned bodies. I circle
like a moth until blinding splendor exceeds the anxiety of
wings.

 
*Rosmarie Waldrop (Alemania/EE.UU., 1935).
Publicar un comentario