lunes, noviembre 22, 2010

Robert Desnos: Tanto soñé contigo

Tanto soñé contigo que pierdes tu realidad.
¿Es tiempo aún de alcanzar ese cuerpo viviente y de besar en
esa boca el nacimiento de la voz que quiero?
Tanto soñé contigo que mis brazos, habituados a cruzarse sobre
mi pecho al estrechar tu sombra, no se plegarían al
contorno de tu cuerpo, quizá.
Y que, ante la apariencia real de lo que me acosa y me gobierna
desde hace días y años, me volvería una sombra seguramente.
Oh balances sentimentales.
Tanto soñé contigo que ya no es tiempo acaso de despertarme.
Duermo de pie, expuesto el cuerpo a todas las apariencias
de la vida y del amor y tú, la única que cuenta ahora
para mí, menos podría tocar tu frente y tus labios que los
primeros labios y la primera frente venidos.
Tanto soñé contigo, tanto anduve, y hablé y me acosté con tu
fantasma que no me resta quizá, y pese a todo, más que ser
un fantasma entre los fantasmas y cien veces más sombra
que la sombra que siempre se pasea alegremente
sobre el cuadrante solar de tu vida.

*Robert Desnos (París, 1900-Terezín, 1945). Autor, entre otros, de los siguientes libros: La libertad o el amor (1927) y Fortunas (1942), Los tres solitarios (1947), Dominio público (1953). Murió en un campo de concentración checo.
Publicar un comentario