miércoles, octubre 04, 2017

Libro recomendado: Pablo Ananía_ Un espectro asedia la Argentina



NADA MÁS ES VERDAD
(Para mis hijos Francisco y Abril)

“Oh Señora de la profundidad
¿qué hace usted en la superficie?
Oh Señora de mis aguas profundas
¿estaré tan cerca de las sombras
o viene usted para ayudarme a vivir
con todo su frágil equilibrio?” (Supervielle, 1996).

No permitan que otros
la remitan al olvido
recuerden, siempre
recuerden: Ella
la siempreviva, "la pura sensitiva
o la ineludible sensitiva... tendida
humildemente, humildemente,
para el invento del amor"
te da la vida. Recuerden
a Juan Gelman que dice
toda poesía es hostil
al capitalismo, a Ho
Chi Min que enseña
también el poeta
debe combatir

Tengan memoria
de los 90 de los pibes
de veinte que murieron
desde antes
del setentaiseis
y después de la triple a

de los que transaron
con videla y massera
del exilio y el hambre
de la rúa y cavallo
el dos mil uno y el dos mil
quince de las promesas
incumplidas de macri
(lo que uno sabe
y olvida es por el tráfico
lingüístico que hay
en la cabeza y confunde
la memoria, porque
se quiere creer y te hacen
hacer que creas)

Aférrense a la memoria
sensorial porque sólo se vive
de lo que en realidad se siente
en un instante crucial
odio o amor más allá del placer
nada más es verdad

Tu mente dice freud por ahí
es una colección de percepciones
la riqueza inextinguible de tu mente
no las suprimas no cedas a la
prensa hostil porque su fin
es ya no más tu existir

Tu conciencia política es
tu órgano sensorial por excelencia
memoria percepción conciencia
-la ciencia del alma- te dice
lo que oscuramente somos
por lo que amamos y vivimos
no cedas ese poder al que saquea
en nombre del capital
el falso amor o una
supuesta modernidad

Oh Señora de la profundidad
sabemos qué hace usted
en la superficie. Ha vuelto.

Hemos vuelto. Volveremos.
Publicar un comentario