miércoles, junio 05, 2013

Mariel Monente: Donde anido



Precipita.
Decanta.
Toma las palabras
no distingue los antojos del silencio ni
la rima invertida de los nombres.
La nobleza es un camino impuro de palabra inconsistente
deja la moral en la morera
y se sube a la nalga
entre las piernas del ahogado
sólo necesita del aire
para matar la muerte.

**
El silencio hace ranas
y grillos.
El silencio despierta a las cigarras.

***
Podamos los esteros
bebimos madreselvas
nos adentramos en una morada sin retorno.

****
La orilla tiene una ola
un nombre azul

El nombre es un eco
suena            a celo
canturrea en la sombra.

*****
Encima en la morada
su vaivén suave, acompasado vaivén.
Arriba, tras la sombra de la luna
                           jugando al escondite
                    quebrada en los cristales
en lo alto
extrañamente luna
demasiado felina
y acompasada al vaivén.

Felina pulcritud sobre la higuera
o en los cerezos morados más acá
o en sus ojos de planos quebrados

todavía en la sombra.    

* Mariel Monente (Buenos Aires, 1961). Los poemas que se transcriben están incluidos en su libro Donde anido.
Publicar un comentario