miércoles, octubre 07, 2009

Marta Mastroiácomo: No olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos!

El próximo 20 de octubre se cumplirá un nuevo aniversario de la desaparición de Marta Zelmira Mastroiácomo*, querida amiga y compañera, que fue secuestrada por la dictadura genocida en 1976, presumiblemente cuando iba camino a La Plata. Es por eso que queremos recordarla, aquí, en este blog del amasijo, diciendo: Martita, ¡no olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos!

Marta Zelmira Mastriácomo nació el 20 de diciembre de 1945, en Capital Federal. Maestra normal y licenciada en Letras (medalla de oro, UBA), traductora, periodista. Se desempeñó como periodista en la revista YA, es tiempo de pueblo y en El Descamisado, desde allí cubrió numerosos conflictos obreros que tuvieron lugar en la época. Viajó al interior y estuvo en Sierra Grande, cuando la huelga de los mineros. De sólida formación intelectual, ejerció como profesora de griego antiguo. También escribió un libro: El movimiento obrero argentino. Tradujo numerosos libros del inglés para la editorial Granica y fue correctora de estilo.
Marta militó en la Juventud Trabajadora Peronista (JTP). Su compañero, Hugo Alberto Goldsman, murió el 14 de diciembre de 1976.
Los padres de Marta nunca recibieron información oficial sobre lo ocurrido con ella, ni las circunstancias de su detención. Ningún organismo de seguridad hizo una acusación formal, ni nadie admitió que había sido detenida. Ellos hicieron permanentemente gestiones ante organismos militares, la Iglesia y embajadas. Cuando se enteraron de la desaparición de Marta, sus padres comenzaron un largo peregrinaje. Participaron de las primeras marchas de la Madres de Plaza de Mayo y estuvieron a punto de ser secuestrados en el denominado episodio de la Iglesia San Cruz, el operativo militar que realizó la Armada argentina, con el infiltrado Alfredo Aztiz ("El angel rubio") a la cabeza , que culminó con la vida de entre otras, las monjas francesas y de la primera presidenta de las Madres, Azucena Villaflor. El arquitecto Mastrogiácomo se constituyó en un testigo importante para el juicio contra Alfredo Aztiz, en Francia.
El matrimonio realizó gestiones ante el Papa, monseñor Aramburu, y Pío Laghi. Por sus ancestros italianos, hicieron gestiones ante el consulado de Italia en la Argentina. Se presentaron ante la delegación de la OEA. Todas las actuaciones de los padres de Marta están documentadas debidamente.
(Véase: martamastrogiacomo.blogspot.com)
Publicar un comentario