lunes, junio 01, 2015

Basilia Papastamatíu: Eso que se extiende se llama desierto



Pero mi alma no la encuentro


Desde el fondo de mi alcoba recuerdo y pienso
en un mundo de pasiones solitarias
de hombres que el mal acorrala
con sus ojos como relámpagos
arrasados
aguardando el fin de los tiempos

Rozamientos 

Qué torpe este andar
despojados de nuestras vanas pasiones de jardín
lejos del abominable placer    con la impiadosa
certidumbre del nunca más      desparramando
hastío   comunicando el caos        con el desdichado
padecimiento de avizorar el ridículo
                                   y el silencio de la resignación
bajo este sol que heredamos
Qué giros interminables los del pensamiento
venidos de una naturaleza deambulante pero
aferrados a la cotidianeidad
como los espúreos eslabones de una cadena nunca
antes mancillada
el pensamiento que gira interminablemente
la asfixia del lenguaje en su torpe andar
en su obstinada rebeldía
al final del camino
Perpetuos insomnes no resignados al silencio?
Todo esto corresponde —oh vida— a mi mundo
moral?

*Basilia Papastamatiú nació en Argentina; reside desde hace muchos años en Cuba. Tiene diversos libros publicados en Cuba y en Argentina.
** Los poemas que se transcriben pertenecen a su último libro Eso que se extiende se llama desierto (Poesía Letras Cubanas, 2014). 
Publicar un comentario