domingo, abril 26, 2015

Liliana Ponce: La urraca...




Deja los puños cerrados, la mano tensa

y quedan dentro los confites.

En el armario se arrinconan

los pedacitos de cosas ya frías, olvidadas,

y al dormir, sabe que también ellas están durmiendo

boca arriba, sin la esperanza de otra vida

fuera de las puertas.


Mi tesoro es guardar tesoros

que sólo yo entiendo –piensa.

Y esas hojas y cajas beben en el volcán

la ceniza del tiempo:

–pinzas, estatuillas, etiquetas,

para que el rey cocodrilo

llore o escupa.


Soy la urraca –dice–.

Busco cuidar lo que huye,

ese temblor, esa imagen,

lo fugaz y lo invisible

*Liliana Ponce, poeta argentina (1950).


Publicar un comentario