jueves, agosto 01, 2013

Paul Celan: Dos poemas rumanos



Gracias al poeta Jonio González, que publicó estos textos en su sitio de facebook.


Poema para la sombra de Mariana

La hierbabuena del amor ha brotado como un dedo de ángel.
Créelo: de la tierra despunta, además, un brazo torcido de silencios,
un hombro abrasado por el calor de las luces apagadas,
un rostro con los ojos vendados por el negro velo de la mirada,
un ala grande de plomo y otra de hojas,
un cuerpo agotado en el reposo bañado por aguas.
Verlo flotar entre las hierbas con alas desplegadas,
ascender por una escalera de muérdago hacia una casa de cristal,
en la que deambula a grandes pasos una planta de mar.
Creer que es ahora el momento de hablarme entre lágrimas,
de ir descalzos a su encuentro, para que te diga lo que nos está reservado:
el luto sorbido del vaso o el luto sorbido de la palma de una mano
y la planta loca adormecerse al oír tu respuesta.
Suenan chocando en la oscuridad las ventanas de la casa,
confesándose también lo que saben, pero sin lograr comprender:
nos amamos o no nos amamos.


Preguntas y respuestas

¿Qué es la soledad del poeta?
Un número de circo no anunciado en el programa.
¿Qué es una lágrima?
Una balanza aguardando las pesas.
¿Qué es la embriaguez?
Una página en blanco entre varias de colores.
¿Qué es el olvido?
Una manzana verde en la que se clava una flecha.
¿Qué es el retorno?
Casi nada, pero podría ser un copo de nieve.
¿Qué es la última noche antes de irse?
Irse de una exposición de porcelanas antiguas.



*En “Letras Libres”, junio de 2004. Trad. de Andrés Sánchez Robayna y Lilica Voicu-Brey. A pesar de que Paul Celan escribió desde un principio su poesía en lengua alemana, durante el período en que vivió en Bucarest (1945-1947) escribió una veintena de poemas en rumano. De la importancia de ese período habla con claridad el hecho de que Celan llegara a traducir en esta última lengua algunos textos de Kafka, así como el que su célebre poema “Todesfuge” se publicase inicialmente en traducción al rumano con el título de “Tangoul mortii” (“Tango de muerte”). Según su biógrafo John Felstiner (Paul Celan: poeta, superviviente, judío), la de Bucarest fue ante todo una fase de indecisión y de búsqueda. Es visible en esos poemas rumanos la honda huella del surrealismo, pero también la de Kafka y la de ciertos rasgos del expresionismo. A.S.R.
Publicar un comentario