martes, mayo 07, 2013

Fabián Iriarte, Todo tiene su tiempo...



todo tiene su tiempo



                         the bad season makes the poet sad
                           robert herrick



todo tiene su tiempo lo lento y lo veloz / el ciclón los segundos
y el caballo y la idea la ceniza que flota
la fatiga en tu cuerpo el mundo su eje el viento / símbolo
del pasar todo tiene su tiempo y supongo
que debo de haber aullado en realidad no
recuerdo nada aunque me cuentan que mi cuerpo bailó
remolinos y fuego hasta apagarse adentro

 
psychomachia




dicen los que siembran los rumores
“juntos hallólos en desnuda cama”

puede uno enterarse de varios usos y costumbres
de nuestro siglo ligeramente gastado/ “it was fashionable for ladies
to receive visitors during the last stages of their dressing” / voces secretas
develan las escenas / donde se notan las fallas de carácter
“in her early teens she did something that well-bred young women
were not supposed to do: she secretly taught herself latin”

según los tratados más recientes
de angelología / vienen a inspeccionar la conducta
y a remover cenizas y heridas / son espías divinos ojos informantes

qué extraña esta lucha entre el ángel y yo
ambos parecemos ambos nos parecemos
y lo mismo estamos peleando



 “la poesía es un molino de moler pimienta”
(jacobo fijman)




tus dientes cascan la corteza de las piedras
y tus palabras / van donde son el vértigo y la lluvia

la mañana ha salido a gritar como un vendedor ambulante
pregones gritos ruidos / ininteligibles
“enloquece en mis ojos la mañana” se puso a gritar y nadie le creía

pero qué hacer si la isla roja del corazón se niega
a aprender (o no sabe cómo) / por dónde pasa el río
(o no sabe dónde) por dónde el ser alucinado canta
el canto interrumpido




yo era chico y ya había demasiado




 que recordar / qué clase de educación es esta
que tuve que aprender tantas líneas de memoria
y ni siquiera las entendía / lo que nunca hice parece
más real que lo que pasó de verdad / como guardián
de la memoria / de secretos perdidos / o no
siempre fui enemigo de secretos / reducido
a ser testigo de mí mismo
a frases oraciones versos

tantas líneas
y cuando por fin las entendía / me daba cuenta
de que ni siquiera eran la verdad



Fabián O. Iriarte. Poeta   nacido en Laprida, prov. Buenos Aires, 1963. Reside en Mar del Plata desde 1979. Es Doctor en Humanidades (Universidad de Texas en Dallas, 1999) y enseña literatura inglesa & norteamericana y literatura comparada en la Universidad Nacional de Mar del Plata.

Entre sus libros de poesía se hallan La intemperie sin fin (Melusina, 2001), La mudanza (Gogol, 2009), Devoción por el azar (Bajo la Luna, 2010), Cuentas por saldar (Ediciones en Danza, 2010), Las confesiones (Huesos de Jibia, 2012) y La Caja P (Ediciones del Dock, 2012).






Publicar un comentario