lunes, abril 05, 2010

Mercedes Roffé: Las linternas flotantes

XX

Caída no hubo.
Lo alto está aquí. Es aquí.
Adentro.
Caída no hubo.
Distracciones hay. Vientos. Fugas.
Maquinarias. Grandes, grandes.
Juego de sombra, preocupación y olvido. De sí.
Siempre los hubo...

Cada época. Cada
civilización
retratada en su propio engranaje
de humillaciones y olvido. De sí.
Robar el fuego no es robar ni es fuego.
Recordar es remontarse, preservar para sí el acceso
al resplandor custodiado por
-no sus guardianes, sino sus enemigos.
Vertedero de sombra y sangre.
Cuanto mayor pobreza, más olvido.
Cuanta más prepotencia, menos luz.

En sí y fuera de sí
-todo es uno-
solo morada de pura geometría
y luz rigiendo
mansa, inexorable, generosa-
mente bañando
todo de sí.

Luz estético-ética.
Olvidada de sí -entregada.
Fórmula-Madre.

Y aún hay Algo. Algo fuera
que no se piensa.

Otro tono. Otra
modulación de la luz.

Allá en origen.


*Mercedes Roffé (Buenos Aires, 1954). Ha publicado, entre otros libros: Poemas (1977), El tapiz (bajo el heterónimo Ferdinand Oziel,1983), Cámara baja (1987; reedit. 1996), La noche y las palabras (1996, reedit. 1998), Definiciones mayas (Pen Press, 1999), Antología poética (Pequeña Venecia, 2000), Canto errante (2002), Memorial de agravios ( 2002), La ópera fantasma (2005), antología Milenios caen de su vuelo (2005), Las linternas flotantes (2009).
*El poema que se transcribe pertenece al último de sus libros.
Publicar un comentario