sábado, enero 16, 2016

Lucio Madariaga: Materia oscura

Madrugada

En los silencios del sueño
nace una melodía
inconsciente

Teje remiendos al mundo:
   aguamarina para los vicios,
      contramarea para las dudas

Al despertar, se olvidan
los sueños
                  se rompe
                  

el silencio


                    a veces.



  


Escarcha

La ausencia del paisaje, la flor marchita,
en taparrabos, la ciudad de infierno
y su cólera de-mente
se evaporan.

Lo contenido explota:
el baile austral se desarrolla.

La primera mañana,
                                 la rea,
NATURAL,

incita a ensillar, vestirme con el ropaje
de los sueños
                       y montarme al hombro
el movimiento.








 El momento

Un puñado de tierra se desvanece entre los dedos
recorriendo los senderos de la palma:

¡esa es la trampa!







 El sol es un medio
“Sólo es inmoral
estar muerto-vivo
con el sol extinto en nosotros
y atareados apagando el sol
en otros hombres” 
D.H. Lawrence


Mientras las plantas compiten
por la luz
los amos sedientos
no comprenden de soles
se desgarran por dinero
o tráficos menores
bípedas costumbres
desplazamientos
oscuros.








sueño con Munch

me cruzó la imagen
de viejas merqueras
en su ropa de noche

se estaba jugando una partida labial
filtraba cientochenta el enfoque
y nada cambiaba
reflejos femeninos del grito conocido
componían el hilo

en espejos y laberintos de agua quieta
brillaban los alaridos
como calcos
en barniz

yo era una gota ebria
rozaba el cuadro

caía






 Monte


Porte de sustancia sabia, sonido a piedras
invisibles, dulce cajón que despierta canjea fe
de entierros y silencio por mandarinos y miel,
pequeñas columnas de la mañana.

Tu sola presencia estremece la condición
de niño insecto.

El claro, órgano de luz, la persuasión

tiembla.

Noche se abre de canto, festeja honor de circunferencia perfecta:
tambor, celo de bruma y cachorros que braman entre brotes,
secretean pimientos y planean trincheras
en el pequeño mundo escondido

que resiste

contra todo aserradero.

*Lucio Madariaga (CABA, 1985)
Publicar un comentario