martes, enero 12, 2016

Alberto Parise: Luna de agua

Escribir
gota a gota
alguna consistencia
capaz de andar
sin el tormento
de la novela negra
un argumento
que defina
un límite
otra luz
para seguir.




Nadie oye
lo que dice este silencio
ese espacio interno
donde algo se congela
o no hay temperatura
un géiser rasga el aire
el de adentro
ese que nadie respira.



 Sentir asusta
lleva años de esfuerzo
entender
de qué va la cosa
la vida propia
expresarla    formularla
en la propia cabeza
un poco de luz cierta
donde mucho de lo claro
define la oscuridad
y sus consecuencias.




Una ventana en el aire
mi adolescencia
porque nunca se ha ido
la custodian escondidos
ciertos íntimos duendes
ese perfume violeta
en el jardín de tu casa
solero de flores y sangre
primera piel irrepetible
hacerse
hombre y mujer
el sexo conmovido en plena tarde.




El lobo oscuro
cruza la lluvia
pierde la ciudad
cualquier posible ángel
mi voz en exilio
late y siente
los muchos que soy
los muchos que he sido.



Mi memoria lleva
su memoria
y el cuarto aquel
escondido
pasado o presente
un río subterráneo que maneja hilos.



No fue un gesto vano
soy todo efímero
pero algo tengo

para decir.

* Alberto Parise nació en el Gran Buenos Aires. Publicó: Animal resuelto (poemas, 2003), Bosque iniciático (poemas, 2006). Pelea de lobos (novela, 2007), Palabras de arena (poemas, 2008), Flores de viento (2013), Luna de agua (2015). Tiene en preparación su segunda novela.
Publicar un comentario