domingo, octubre 04, 2015

Susana Chevasco: Versión de Mambrú...






MALLARME

peligro de los signos
               acrisolados monzones
la hoja en blanco
    sonidos antagónicos del asesino
poeta recurrente al mar
                      recurrente
  la zarza consume los ojos
y así crece la sombra
cristalizada del mundo

esos rencores
          tan parecidos
a la duda
podrida en un cajón
        ¿y tus versos puros?
               corazón visitado por pasiones
                           como corrupción furtiva
gladiador espectral de soles
           y la nave única
que hace
brechas en otra galaxia dormida



VERSIÓN DE MAMBRÚ

en qué quedó calesita
                      mil vueltas
papá chupetín
        infancia invisible
 de inagotable muselina
sobreviven crujidos de diluvios
               espantada nena fotografía sepia
                         espejo para trás
1941 nacimiento
          gestos de guerra
siglos duran
            sin saber
la nena comiendo piedad piojosa
                     de humanidad violentada
acaso sollozos             de continentes lejanos
                escenario de escombros
pero sí bicicleta y chocolate
        oh ciudades carcomidas
              donde un vaho
         traga gestos de fango
memoria de helado y vainilla
      siestas dispersas
nena canela
                    en documentos de certeza
            rincón ignorante por
        imperceptibles horrores
ante gorriones de barrio
                                        ruedan
     arcas de lamentos
            maleficios de lluvias
       por desenfrenado aliento
toro derrumbado
              en nubes vencidas
     matanza en el saqueo de los huesos
               ambigua vida nena
        hechizos la muerte
  por antiguos esqueletos
               no conocen jaulas
                     desnudas de luna
sino delantal almidón
         comiendo
   fervorosamente
           ángeles implacables
a pesar
              de llantos mortales
mamá caricia de pájaro sopa



*Había nacido en 1941 en Buenos Aires. Y tuve el privilegio de conocerla y de ser su amiga, allá por los años setenta. Compartimos, junto con Roberto Cignoni, Silvia Sabo y Beatriz Ventura, el taller de poesía que dictaba por ese entonces el escritor Juan Carlos Martini Real. Además de llevarla siempre en mi corazón, conservo un ejemplar de su primer libro Versión de mambrú, que alcanzó a publicar en 1983. De este libro, reproduzco a continuación, y en forma de homenaje, dos de sus poemas.
Publicar un comentario