sábado, julio 05, 2014

Roland Barthes: Soy mentiroso...

(...)

5. Para hacer escuchar delicadamente que sufro, para ocultar sin mentir, voy a usar una preterición sagaz: voy a dividir la economía de mis signos.
Los signos verbales tendrán a su cargo acallar, enmascarar, dar gato por liebre: no daré jamás cuenta, verbalmente, de los excesos de mi sentimiento. No habiendo dicho nada de los estragos producidos por esa angustia, podría, siempre, una vez pasada, asegurarme de que nadie haya sabido nada de ella. Potencia del lenguaje: con mi lenguaje puedo hacerlo todo: incluso y sobre todo no decir nada.
Puedo hacerlo todo con mi lenguaje, pero no con mi cuerpo. Lo que oculto mediante mi lenguaje lo dice mi cuerpo. Puedo modelar mi mensaje a mi gusto, pero no mi voz. En mi voz, diga lo que diga, el otro reconocerá que "tengo algo". Soy mentiroso (por preterición), no comediante. Mi cuerpo es un niño encaprichado, mi lenguaje es un adulto muy civilizado.


6... de modo que una larga serie de contenciones verbales (mis "cumplidos") podrían de repente explotar en una revulsión generalizada  (...)  Estallo: conoce pues a Fedra y todo su furor.


* De "Lentes oscuros". Fragmentos de un discurso amoroso. Roland Barthes.
Publicar un comentario