sábado, junio 28, 2014

Li Qingzhao: dos poemas









Una rama de ciruelo


el aroma de los lotos rojos
se desvanece
verde alfombra de otoño
me desabrocho el fino vestido de seda
sola
subo a la pequeña barca
¿quién me enviará entre las nubes
preciosos mensajes de amor?
quizá, volando de regreso,
las ocas salvajes
dibujen palabras en el cielo
la claridad de la luna envuelve
al Pabellón del Oeste
las flores se marchitan
pero las aguas fluyen como siempre
igual que nuestro amor
dos lugares distintos:
una misma tristeza
que quisiera detener pero no puedo
lágrimas que desde mis ojos caen
desde mi corazón ascienden


Tonos lentos


busco
busco y busco
pero sólo frío y soledad
sólo frío
tristeza y aflicción
incluso un sol templado, repentino,
haría más difícil mi consuelo
tres o cuatro copas de este vino
¿qué pueden contra una larga noche,
contra el furioso viento que se acerca?
ahora que pasan los gansos salvajes
me duele más mi corazón
y es que somos, ellos y yo,
viejos conocidos de antaño
sobre la tierra se amontonan
los crisantemos tristes
ya marchitos y ajados
¿es que nadie ha querido recogerlos?
vigilo la tarde en mi ventana
yo sola
¿Cómo podré resistir la oscuridad?
además, de los árboles, una lluvia fina
va cayendo
gota a gota
hasta el anochecer
¿tantas cosas…, tantas,
caben en una sola palabra:
tristeza?

* Li Qingzhao. Poemas escogidos. Centro de Ediciones de la Diputación de Málaga (CEDMA). Traducción Pilar González España. Primera edición. Málaga. 2003.
** Poemas extractados dehttps://sublevacioninmovil.wordpress.com/2011/02/
Publicar un comentario