jueves, marzo 27, 2014

Paco Urondo: De las parejas bien constituidas...








Su amor era un cariño
agrandado por la proximidad: el sol
lo cuarteó definitivamente.
Nada tienen que ver, basta
de palabras dulces o prudentes; a reventar
se ha dicho, a enfrentar solos, la soledad.
Ya son grandecitos para
temblar de miedo. Un cobarde
viejo, no es un joven enamorado.

* Francisco Urondo, véase Obra poética, Adriana Hidalgo Editora.
Publicar un comentario