sábado, junio 15, 2013

Gracias Fundación Cuatrogatos



 Reproducimos a continuación la reseña aparecida en http://www.cuatrogatos.org/show.php?item=515#.Ubs5alfhuAo.facebook. Agradecemos a la Fundación Cuatrogatos y al autor del reseña Antonio Orlando Rodríguez.

Ojo avizor
Los sueños del agua



Los sueños del agua
María del Carmen Colombo, Ilustraciones de Cristian Turdera 
Buenos Aires, 2010. Pequeño Editor ISBN: 978-987-1374-13-7

El agua, su frescura, sus reflejos, sus ondas, su misterio. Representación por excelencia de la vida, femenina y fecundante, el agua es un símbolo abierto a las más disímiles interpretaciones. Para los taoístas, está asociada con la inteligencia y el conocimiento; para los cristianos, con el renacimiento y la pureza. No es de extrañar, entonces, que este elemento continúe atrayendo a los poetas, quienes lo recrean desde perspectivas y sensibilidades contemporáneas y en sus diversas manifestaciones: desde un océano hasta un simple charquito. Este último es el caso de Los sueños del agua, hermoso texto de María del Carmen Colombo (Buenos Aires, 1950) que el sello Pequeño Editor editó con formato de álbum, acompañado por exquisitas ilustraciones de Cristian Turdera (Buenos Aires, 1973). Las imágenes no solo acompañan a las versos, escoltándolos, amplificando a veces sorpresivamente sus resonancias, sino que en tres estaciones, a lo largo del recorrido poético, adquieren independencia y voz propia, sin traicionar la coherencia del discurso lírico. "En los charcos, / el agua duerme. // ¡Silencio, / no la despierten!: / está cansada / de correr", advierte Colombo con su verso minimalista, sin adornos superfluos, pero lleno de sugerencias y asociaciones. "Los chicos / se acercan / para ver / en el cristal / de un charco / los sueños del agua". Y no solo los chicos deben acercarse a las páginas de esta obra, sino también los grandes. Los sueños del agua pone al alcance de unos y de otros un paisaje minúsculo donde "como peces de espuma / unas nubes muy blancas / navegan lentamente / en el cristal del agua". Poesía íntima, sin estridencias, que invita al recogimiento y al disfrute de los pequeños milagros de la naturaleza. Una delicia, no puede pasarse por alto.

Antonio Orlando Rodríguez

Publicar un comentario