miércoles, febrero 13, 2013

María Julia De Ruschi: Despierten a la niña...



1
QUISE volver a despedirme
darme vuelta y decir adiós
verte una vez más
pero el único pan que se multiplica
es tu ausencia
me alimenta aún hoy
alimenta mi deseo
de hacer caer los días del lado de la muerte
y dije que estaba enamorada de la belleza del mundo
¿he vuelto a ver la belleza del mundo?
despierten a la niña
a la niña asesinada
el tiempo
ese espejo de aguas que enloquecen
como un animal salvaje
merodea los últimos fracasos

2
CUANDO llueve, ya no es amor
cuando medita el álamo, ya no es amor
escucho, escucho
las sombras cuchichean entre sí, ya no es amor
¿qué es entonces
esa frontera, esa nieve, ese terror?
la montaña, el despeñadero
la luna en el abismo
de brazos abiertos

3
VENCIDA por el vuelo de un pájaro
digna de alabanza la inteligencia de la nube que se deshace
herida por la noche digna de alabanza la sabiduría
de la estatua que permite que su silencio sea ridículo
a fuerza de meditar en él
nada de lo que soy
puedes robarme de mi ignorancia

* María Julia De Ruschi nació en Buenos Aires. Poeta, traductora, ensayista. Publicó los siguientes libros de poesía: Polvo que une (1975), Et amava (1982), Artemis cantando, Artemis (1982) traducido, La mujer vacilante (2003), Salir de Egipto (2007) y Nada escrito (hilos, 2010). Codirigió la colección de poesía “el imaginero” e integró el Consejo Asesor de hilos editora.

Publicar un comentario