lunes, noviembre 05, 2012

Ante la Ausencia Mayor de Leonardo Favio...

"(...)
El es, pues no se perdió en la tiniebla, sino como breve sensible luz que ya no vemos; ingresado en la llama del gran día, el resplandor le hizo invisible pero latiente y como siempre fue. La más sensitiva, valiosa llama Personal que conocimos.
Por ti, en ti conocimos máxima Presencia de la gracia de Persona. Y no hemos de buscarte en lo oscuro, adonde no fuiste, sino allá tras la puerta toda abierta y hacia Luz.
Pues oscurso es donde quedáramos nosotros, no donde fuiste.
No como trémula luz que se extingue en las tinieblas, sino como luz entera (...), que en la llama del Día sigue palpitando, si bien se nos hace invisible."

* Macedonio Fernández: fragmento del texto "A Francisco", incluido en el libro Macedonio Fernández , Obra completa, Corregidor, Buenos Aires.
Publicar un comentario