sábado, febrero 04, 2012

Noni Benegas: Mañanas del libro Lugar vertical...


Mil corajes son útiles
al estallar la mañana.

Descalza, desmayada
yacía entre día y día.

Sale ahora a otro tránsito:

si me visto, disfrazo,
si me desvisto, interpreto,
si grito, no hay aún por qué
puesto que nada ha sucedido.

El error es haberse despertado.

 ***

 Las palabras son tan ágiles,
los días tan lentos,

borradores de una realidad más densa,
colores como fruta
furias como viento.

El cuerpo amanece escueto
-turbina quieta en espera-
incapaz de hacer flamear el día
como antes su paso de pirata.

***
Yo creía que iba toda con las cosas
pero siempre se quedaba alguna
para criticarme.
Por la mañana
descubría un pequeño corte en un dedo,
una mancha en la ropa,
algo nuevo que le había pasado a la otra…
una frase dedicada a alguien,
audaz o estúpida,
que no lograba atribuir
ni a la vigilia ni al sueño.

Así, de duda en duda,
se fue abriendo una gran brecha en mí.

 ***
Tanto pude, tanto no puedo ahora.
Tanto va el cántaro a la fuente
que al final sobra.

Tanto vivo, tanto muero.
Una ventana
esta luz, lucífera
que no alumbra lo de adentro,
y distrae al día de lo auténtico
que en el día ocurre,
cerrada por las mañanas a la vida
que colaba de mi por las noches.

Volverme del revés
y reptar anfibia,
mi anverso palpando el mundo
mi reverso oreando al cielo.



* De"Mañanas",  primera parte del libro Lugar vertical,  recientemente galardonado con el premio de poesía "Rubén Darío", Ciutat de Palma 2011 (Diario de Mallorca). 


Publicar un comentario