sábado, diciembre 17, 2011

Roberto Arizmendi: Fin de año


Nuestro querido amigo, el escritor Roberti Arizmendi, nos ha enviado desde México este saludo de Fin de Año que quiero compartir con todos Ustedes:


"Un saludo y una reflexión, con mi aprecio y amistad de siempre:

Llegamos a la conclusión de un año; un periodo de tiempo en donde algunos sueños pudieron hacerse realidad, vivimos momentos radiantes de plenitud y felicidad, éxitos, logros, buenas nuevas, momentos compartidos con las personas destinatarias de nuestros afectos. Eso nos ha generado momentos de alegría y satisfacción. También se presentaron cuestiones negativas o adversas; pero de ellos, pudimos lograr, al menos, un aprendizaje que nos enseña, nos fortalece y se torna positivo.

También es incuestionable que estamos enfrentando un mundo con enormes problemas: pobreza, hambre, desempleo, carencia paulatina de agua y energéticos, calentamiento global, destrucción del medio ambiente, violencia, crimen, inseguridad, asimetrías sociales, ineficiencia o impericia de los políticos, corrupción, apetito insaciable de poder y riqueza, intolerancia y odio en lugar de diálogo…

La historia, sin embargo, es algo inédito que se construye a diario. El ser humano se enfrenta a la gran decisión de aceptar pasiva y sumisamente una historia o de ser ente activo en la construcción de la historia. No podemos dejar que impere el desánimo, la desesperanza y la actitud de asumirnos como víctimas o mártires del sistema.

El pesimismo conduce a la indolencia, la apatía y la inacción. Quienes así asuman la vida, serán sólo observadores del paso de los días y de la acción de los activos que transforman el mundo a través de sus actos cotidianos.

Tenemos una realidad innegable; pero, ante la violencia y la muerte, optemos por la vida. Ante los desaciertos del poder, imaginemos vías. Ante las carencias, imaginemos, construyamos y seamos proactivos. No es fácil, pero es posible. Los sistemas actuales han llegado a la obsolescencia. Construyamos otros. La vida siempre será lo que queramos y construyamos.

Con la decisión que tomemos y sus actos consecuentes, podemos adicionar belleza e impregnar todo con la alegría de estas fechas, la felicidad de convivir con familiares, amigos y cercanos y la esperanza que surja del amor y del tiempo compartido, además de la ilusión de nuevos tiempos en los que participemos activa y constructivamente. Un abrazo y mis mejores deseos para estas fiestas y para los nuevos tiempos.



Coyoacán, diciembre de 2011.
WebSite: http://www.robertoarizmendi.com "
_
Publicar un comentario