martes, noviembre 01, 2011

Alberto Girri: Ningún animal atentaría en contra de su especie

Y se comprende, la tragedia 
les es extraña, no acertarían
a plagiar nuestra ciega rutina
en extraer de los funerales bodas 
y de las bodas funerales;
                                              ¿los concebiríamos
tratando de superar moralmente
fallas, atentados, burlas
a códigos que los gobiernan,
o resolviendo incertidumbres por el veneno,
estrangulamiento, la sedienta espada?

Ningún cuervo
le sacaría a otro el ojo
de un picotazo,
ningún lobo
le destrozaría a otro lobo
la yugular de una dentellada,
y ninguna paloma, liebre,
ni aún el gorila;

                            ¿dónde asistir
a lo increíble, pájaros ajusticiando
a pájaros por dejar de cantar,
y cuyo silencio esconde crímenes,
o por o haber cantado
en el registro oportuno?;

                                            con qué organizar,
en público una "Fedra" de gatos.




* De: Alberto Girri, obra poética II, Corregidor, Buenos Aires.
Publicar un comentario