martes, septiembre 06, 2011

Acerca de los Premios Nacionales 2011 o A los críticos súbitamente justicieros....

Publicamos a continuación, la nota, aparecida en el diario La Nación, y que firma el crítico y ensayista Jorge Monteleone, compañero de Jurado de quien esto escribe, relacionada con otro nota, de Ivonne Bordelois, aparecida el viernes pasado en el mismo medio, en la cual Bordelois fustiga, grosera e inmerecidamente (de esto ya vamos a hablar), al jurado de los Premios Nacionales 2011, y a su ganadora, la poeta Diana Bellessi.

María del Carmen Colombo



MERECIDO PREMIO DE POESÍA
Por Jorge Monteleone
Para LA NACION

En su artículo "Los últimos serán los primeros", publicado en esta misma página el viernes pasado (http://www.lanacion.com.ar/1402601-los-ultimos-seran-los-primeros), la escritora Ivonne Bordelois, cuya obra y carrera académica estimo, señala que el primer Premio Nacional de Poesía otorgado a Diana Bellessi constituye un "inmerecido agravio" al poeta Jorge Leónidas Escudero porque en el mismo concurso sólo obtuvo una mención. Como uno de los miembros del jurado, me hago cargo de la decisión, responsabilidad que al final de su nota la autora reclama.


Se presentaron 161 obras, de las cuales no menos de treinta eran notables, y muchas de ellas pertenecientes a autores insoslayables de la poesía argentina de varias generaciones. El reglamento permitía premiar sólo a seis libros, publicados entre 2007 y 2010. La elección, por eso, fue muy ardua y acaso ingrata. El criterio puede ser discutido, pero no sospechado de arbitrariedad. Se premiaba un libro y no una trayectoria: esa norma, igualmente discutible, formaba parte del reglamento previo que participantes y jurados aceptamos.

Así, entre los seis nominados, obtuvo el primer premio el libro de Diana Bellessi Tener lo que se tiene (2009, incluido entre las páginas 1087 y 1192 de la obra reunida bajo el mismo nombre, lo que pudo confundir) y obtuvo la primera mención el libro de Jorge Leónidas Escudero Aún ir a unir (2010). Los poemas que la Dra. Bordelois compara pertenecen a otros libros de esos autores: "Sudorosos en el porche", de Bellessi, se halla en su libro Mate cocido (2002), y "Ultima apuesta", de Escudero, está en su libro Senderear (2001). Es decir, no se encuentran en los libros premiados. La escueta comparación de Bordelois está lejos de definir las deslumbrantes obras respectivas de esos poetas. Asimismo, su artículo menoscaba el bien ganado prestigio de la poeta Diana Bellessi. El premio obtenido no "agravia" la extraordinaria trayectoria de un poeta como Escudero, a quien muchos lectores veneramos y al que la propia Bellessi considera uno de sus maestros. Escudero no recibió el Premio Nacional de Poesía entre los años 2000 y 2010 -la editorial Ediciones en Danza publicó ocho libros del poeta sanjuanino- por la sencilla razón de que la distinción dejó de ser otorgada durante esos años. Celebro que la Secretaría de Cultura de la Nación lo reinstaurara a partir de 2011. Me honró integrar un jurado que trabajó sin presión alguna, con total independencia de criterio, pluralismo y respetuosos disensos finalmente consensuados.

La argumentación sostenida por la Dra. Bordelois en su nota me parece insuficiente; su información, imprecisa, y su juicio crítico, limitado. Sí comparto su indeclinable admiración por la obra del gran poeta Jorge Leónidas Escudero, cuya lectura recomiendo enfáticamente a los lectores, como ella lo hizo. Pero también la de la gran poeta Diana Bellessi. Los libros premiados pueden hallarse en los gruesos volúmenes de la obra de Escudero (Poesía Completa, Buenos Aires, Ediciones en Danza, 2011) y de la poesía reunida de Bellessi (Tener lo que se tiene, Buenos Aires, Adriana Hidalgo, 2009). La rica poesía argentina, de todos modos, no necesita de voluntariosos jurados ni de críticos súbitamente justicieros.

Publicar un comentario