sábado, agosto 27, 2011

Javier Cófreces y Eduardo Mileo: Los frutos del apetito

 

“¿Hay algo más relativo que el punto de un bistec? Yo lo prefiero cocido por dentro y jugoso por fuera.  (Albert Einstein)

Neanderthal
 
 Piedra contra piedra.
Chispa que besa la rama
y enciende la oscuridad.
Alrededor del fuego se ha inventado el lenguaje.
Nos hemos reunido aquí porque el mundo es lejano
y una sola caricia lo condensa.
No sé si brillan tus ojos o mi corazón. 
Ya no somos salvajes:
hemos huido de la noche.
El animal que hemos matado para nuestro alimento
ya se transforma en palabras, besos, alma,
saliva y amor.
 ---
 

El accidente fatal casi me lo ocasiona el hueso de pollo que se me atascó en la garganta, cenando en Montecarlo la noche del Gran Premio.”  (Juan Manuel Fangio)
  
Pavos criollos

Pavos no,
pavos reales comerían
si fueran reyes.
Pero las plumas se les van a la cabeza
como una lluvia suave
de cartílago.
No quieren del ave más que amar
su pechuga tierna.
Mas viven en el temor
de su rutina al spiedo
y la visión no les llega
ni al prosaico pollo.

 ---

“Reparad en ese pato que corre. Reparad en aquel cordero que trisca. Reparad esa cerca que huyen los animalitos.” (Roberto Fontanarrosa)

 Víspera

 Junto al corral
donde las aves
escapan de sus alas
brilla el barro
enamorado de la luna
del chiquero.
Los pequeños
puercos maman
a la sombra de su madre.
Inquietos todavía
por el tañido lejano
de las campanas últimas.

---
A los caniches les doy trocitos de asado por debajo de la mesa.”  (Juan Domingo Perón)

 Domingo

 Toda la carne al asador
para ver cómo el fuego
la dibuja con su lengua múltiple.
Crepitar de la leña:
un idioma que tiene
silencio de ceniza.
El asado es plática y paciencia.
Demorado esplendor
de las tiras doradas.
Olvidado sabor
de las íntimas vísceras.
Después aplausos para el riesgo.
Honrar a quien puso
toda la carne al asador.
 ---
 

Es difícil convencer a un soldado de que marche sobre un país en el que sólo encontrará naranjas.”  (General Bartolomé Mitre)

 Fragancia frutal

 Frutos de una pasión inútil
como cualquier
racimo de nostalgia.
La sustancia cítrica
no es sólo
perfume en tu cuello.
Los vapores de ese gajo
arden en mis labios
en la ampolla del recuerdo
arden.
 -------

“Tanto bacalao que has salao y apenas una espina me has dejao.” (Miguel de Molina)


 Las perlas del amor

Salieron de madrugada
con el mar en calma.
Volvieron al mediodía
con las redes triunfantes.
Con vértebras de algunos peces
él hizo un collar.
Las perlas de mi amor
son estos huesos

–dijo a su amada.
Ella sonrió seducida
y le entregó el misterio de su acuario.

*Los frutos del apetito, Ediciones en Danza, 2011.


Publicar un comentario