miércoles, marzo 23, 2011

Héctor Chianetta: Volveré y seré millones

Este imponente vitraux del artista Héctor Chianetta será presentado mañana, a las 18, en el espacio Cultural Nuestros Hijos, ECUNhI, de las Madres de Plaza de Mayo y que se encuentra en el predio de la Ex Esma.

La obra de Chianetta es un vitraux de plomo con estructura de hierro de 2,30 metros por 1,60 metros en la que están representadas tres parejas de la historia de América: Bartolina Sisa y Tupac Catari; Eva y Juan Perón y Cristina Fernández de Kirchner y Néstor Kirchner.

"La historia de este mural nos surgió en los días del sepelio de Néstor Kirchner -dice el artista-: Las largas charlas entre algunos de esos compañeros que participamos de aquel acto que nos encontramos en las calles y los bares de Buenos Aires llenos de tristeza y conmoción. Así nació esta obra. Con un reconocimiento espontáneo y colectivo del amor que colmó el corazón de la mayoría de nuestro pueblo por Néstor y por Cristina", explicó.
Bartolina Sisa y Tupac Catari fueron la pareja que encabezó la primera rebelión indígena, ambos fueron asesinados. Al momento de ser asesinado Catari gritó "podrán matarme, pero volveré y seré millones como las semillas de la quinua".

Con respecto a los detalles de la obra, en el centro del mural y de la diagonal se encuentran Néstor Kirchner y Cristina como nexo entre las otras dos parejas. Se puede ver un abrazo amoroso y protector de él sobre ella, que sostiene un ramo de flores como un obsequio de su pueblo. En el ángulo superior izquierdo, se encuentra a Perón y Evita que surgen de Néstor y Cristina, volando abrazados al estilo de aquel famoso abrazo en el balcón de la Casa Rosada.

Las tres parejas históricas no están solas en el universo. La Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, representadas en las Tres Madres Aladas, símbolos del Amor y defensa de la Vida los acompañan con su propio vuelo. Los Hijos y el joven-bombo expresan la lucha por la identidad y el renacimiento generacional permanente de los sueños y de los ideales más puros.

Un casco de obrero con una mano con un rosario como un símbolo de despedida. Y la Mujer-Maíz -alimento sagrado de América aparece en forma de Sol, con sus manos regalando semillas, que representa al origen y al eterno resurgimiento de la vida.

En la base se puede ver cómo la wipala se transforma en una bandera argentina, de la cual surge el edificio de la C.G.T., expresando el valor simbólico de los obreros y trabajadores en la vida argentina de los últimos años.

Publicar un comentario