martes, enero 04, 2011

Fina García Marruz: tres poemas

Si mis poemas

Si mis poemas todos se perdiesen
la pequeña verdad que en ellos brilla
permanecería igual en alguna piedra gris
junto al agua, o en una verde yerba.

Si los poemas todos se perdiesen
el fuego seguiría nombrándolos sin fin
limpios de toda escoria, y la eterna poesía
volvería bramando, otra vez, con las albas.

Elegía
2
"Todo se relaciona con analogías..."
Martí


Si el sufrimiento es semejante a una roca
desprendida violentamente de una alta peña
que no es conveniente pisar,
a qué compararíamos esas piedrecillas del fondo
que murmuran debajo de las aguas,
que no se cansan nunca de murmurar,
hasta volverse un chirrido, cuando sube la corriente?
Aprendamos que ese roce continuo tan solo ocasiona
que se desgasten sus filos, se pulan sus orillas,
al mismo tiempo —ah, murmuradoras—,
que pulen el cauce por donde han de pasar
con más fuerza las aguas.

Repaso de verbos irregulares
(Para el uso de las madres de familia)


Cortar, herir, dejar,
saltar, cantar,
atar, romper, llorar,
herir, volar,
lograr, ceder, morir.
Perder, Ganar.

Fina García Marruz (La Habana, 1923). Poeta, socióloga. Perteneció a la revista Orígenes (1944-1956), junto a su esposo Cintio Vitier. Premio Nacional de Literatura 1990. Publicó: Poemas, 1942; Transfiguración de Jesús en el Monte, 1947; Las miradas perdidas, 1951; Visitaciones, 1970; Viaje a Nicaragua, con Cintio Vitier, 1987; Poesías escogidas, 1984; Créditos de Charlot, 1990; Los Rembrandt de l'Hermitage, 1992; Viejas melodías, 1993; Nociones elementales y algunas elegías, 1994; Habana del centro, 1997; Antología poética, 1997; etcétera.
Publicar un comentario