jueves, enero 06, 2011

Amaro Villanueva: La pava



(…) porque tiene la silueta de un ave echada sobre el nidal

Aquella oronda vasija de hierro (…) sugirió al paisano, por su figura foránea, el ridículo símil con la opulenta hembra del pavo. Él la vio así: rechoncha de cuerpo, ennegrecida de hollín y con el largo cuello tubular en forma de S, que le nacía del medio del vientre, por no decir del buche. Y la imaginó echada junto al fogón, empollando las brasas del rescoldo y arrulando cantarina, según la expresión de Lugones, a través de la cual parece oírse el pausado y cambiante silbo con que la vasija va anunciando que su cálido contenido reclama ya la mullida comunidad de la cebadura.

Amaro Villanueva: El mate, el arte de cebar y su lenguaje. Ed. Edicol, 2010.
Publicar un comentario