martes, julio 27, 2010

Alicia Eguren*: el sonoro tiempo de la entrega


Me hubiera gustado hacer mi propia selección de los poemas de Alicia Eguren, pero, lamentablemente, y a pesar de la búsqueda que he llevado a cabo, sólo pude hallar este único poema de la autora.

Buenas noches, mi tierra, por ti he andado
sobre la blanca curva de la siega
final, y desde allí sólo me llega
la dicha del silencio innominado.

En marchitas gavillas cae el juego
desalentado de la sucesión
humana, y con inagotable son
difúndese la permanencia luego.

¡Ay, qué sabor, mi Dios! ¡Ay Dios, qué clima!
¡Ah, camoatí inicial del paraíso!
¿Por qué, mi Dios, por qué luego la grima

de la caída y su quebrada flecha?
¿Si cuando el alma palpo y analizo
más desolada la hallo y más deshecha?

Por sobre el maizal, un viento rubio,
con hálito repleto de cosecha
me augura que, para próxima fecha,
la buena gente ha de unirse en connubio.

Un incontable olor en la garganta
marca el sonoro tiempo de la entrega,
y el sibilante anuncio de la siega
crece en el pecho del varón que canta.

Ya veo el mazorcal volcando en tierra
su rebosante germen... ya el eterno
círculo en el pobre suelo cierra.

¿Ah, soledad de Dios!... sobre este enjambre
dámete de tal modo que el infierno de tu ausencia
cese, y se calmen mi sed y mi hambre.

*Alicia Eguren (Buenos Aires, Argentina, 1924 – desaparecida en 1977). Poeta, escritora, periodista. Egresada de la Facultad Letras (UBA). Ejerció la docencia entre 1946 y 1951. Publicó cinco libros de poemas: Dios y el mundo, El canto de la tierra inicial, Poemas del siglo XX, Aquí, entre magias y espigas, El talud descuajado. Colaboró en el periódico Con Todo, dirigió la revista Nuevo Hombre y editó la revista cultural Sexto Continente. Militante peronista, entre 1955 y 1957 estuvo presa en el penal de mujeres de Olmos. Fue la esposa de John William Cooke. Junto a su marido fundó la corriente Acción Revolucionaria Peronista. Fue detenida por “la patota” de la ESMA en 1977 y permanece desaparecida hasta el presente.

Publicar un comentario