miércoles, abril 29, 2009

Desidia de autoridades y vecinos de Parque Chacabuco

El Parque Chacabuco agoniza, y a nadie parece importarle.
Ni siquiera a los vecinos del barrio, que ven valorizadas sus propiedades gracias a la cercanía de ese pulmón verde, se les mueve un pelo ante el notable deterioro del Chacabuco. Pasean, corren y se tiran entre la basura esparcida por todos lados. Toman mate cerca de las zanjas apestadas de mosquitos, indiferentes a los vahos nauseabundos que despide la tierra arrasada por los excrementos y el orín de animales y… humanos (¡). Son los mismos que uno encuentra en los cafés de los alrededores, opinando acerca de las epidemias de dengue y fiebre porcina, hablando, digo bien, porque a la hora de tomar recaudos, es decir, pasar a la acción, hacer algo, eligen hundirse en la desidia, siempre esperando, en el mejor de los casos, que del espacio público se encargue otro, no?
¿Cuál es la diferencia entre la actitud de esta gente --integrante de nuestras pulcras clases medias-- y la actitud de las tan chic autoridades de nuestra ciudad respecto del espacio público? Ninguna. Son tal para cual.
Publicar un comentario