martes, marzo 31, 2009

Por qué sufren los que sufren: una lectura del libro de Job

Así ha titulado su coordinadora Laura Klein* el seminario quincenal que dará inicio el sábado 11 de abril. A continuación transcribimos un texto explicativo de tan interesante actividad.

Durante más de veinte siglos la humanidad se ha sentido atraída, interpelada, por uno de los textos bíblicos más ricos y desconcertantes: el libro de Job. Un hombre encara a Dios y batalla contra los hombres que se proponen ser abogados de la divinidad. En vez de un dios cruel pero viviente, éstos le ofrecen un dios sensato y racional, una deidad a quien Job no percibe ni en su propia existencia ni en el mundo, y que no puede hallarse en parte alguna, salvo en el dominio de la lógica. Es el dominio de la lógica el que queda cuestionado en este libro, poniendo de manifiesto que la relación entre causas y efectos es una construcción moral que tranquiliza a la sociedad, y condenando al desgraciado, también deja aún más solo al Dios cuyos designios pretende conocer.
Por qué sufren los que sufren, por qué enfermedad y muerte invaden la casa de un justo, por qué no son atormentados los canallas, por qué el cielo no responde, por qué la culpa persigue las llagas señalando un “algo habrás hecho” en el origen, por qué la fe necesita pruebas, por qué necesita tambalear la fe que no renuncia.
La obstinación de Job en no entender y querer entender se corresponde con la obstinada persistencia con que este libro sigue, a largo de los siglos, provocando lecturas que encuentran en Job una voz en el atolladero. Job es un creyente perplejo, es un optimista exasperado, es un hombre desgarrado por una pregunta que se cierra sobre sí misma.
Pide a Dios que lo salve de la ira de Dios, que lo ponga fuera de su alcance hasta que se haya aplacado su enojo. Como apela a Dios contra Dios, y no hay entre ellos ningún árbitro, todos los intentos para cerrar la grieta que se ha producido en el mundo de Job nos muestran que se trata de una división ocurrida en el corazón del mundo.

Se trata de un seminario de lectura e interpretación de la Biblia , que se inscribe en un programa más amplio que se pregunta acerca de los modos en que ha sido leído el texto bíblico en distintas épocas, y qué nos dicen esas lecturas de la nuestra. En este caso, será acompañado por las interpretaciones de San Agustín, Kierkegaard, Buber, Chesterton, Jung, Toni Negri, y otros.

Reuniones quincenales el 2º y 4º sábado de cada mes, de 15 a 18.
Informes: http://ar.mc342.mail.yahoo.com/mc/compose?to=lau_klein@yahoo.com.ar
*Laura Klein nació en Buenos Aires en 1958. Es ensayista y poeta, autora de varios libros, entre otros, Fornicar y matar, el problema del aborto.
Publicar un comentario