lunes, febrero 02, 2009

García Lorca: Cantiga do neno da tenda*

Cantiga del chico de la tienda
Buenos Aires tiene gaita
sobre el Río de la Plata,
la sopla el viento del norte
con su gris boca mojada.
¡Triste Ramón de Sismundi!
Allá, en la calle Esmeralda,
plumerea y plumerea
polvo de estantes y cajas.
Por las calles infinitas
los gallegos paseaban
soñando un valle imposible
a la orilla de la pampa.
¡Triste Ramón de Sismundi!
sintió la muñeira de agua
con siete bueyes de luna
paciendo en su remembranza.
Se fue a la orilla del río,
junto al Río de la Plata.
Sauces y caballos mudos
quiebran los vidrios del agua.
Pero no encontró el gemido
melancólico de gaitas,
no vio al inmenso gaitero
de boca florida en alas;
triste Ramón de Sismundi,
junto al Río de la Plata,
vio en la tarde moribunda
bermejo muro de lama.

*Versión de Rodolfo Alonso
------------
Cantiga do neno da tenda
Bos Aires ten una gaita/sobro do Río da Prata,/ que a toca o vento do norde/ coa súa gris boca mollada./¡Triste Ramón de Sismundi!/Aló, na rúa Esmeralda,/ basoira que te basoira/polvo d’estantes e caixas./Ao longo das rúas infundas/ os galegos paseiaban/soñando un val imposible/na verde riba da pampa. /¡Triste Ramón de Sismundi!/Sinteu a muiñeira d’agoa /mentras sete bois de lúa/pacían na súa lembranza./Foise pra veira do río,/Veira do Río da Prata./ Sauces e cabalos múos/creban o vidro das ágoas./Non atopou o xemido/ malencónico da gaita,/non víu o imenso gaiteiro/coa boca frolida d’alas;/ triste Ramón de Sismundi,/veira do Río da Prata, /víu na tarde amortecida bermello muro de lama.
Publicar un comentario