jueves, octubre 09, 2008

Pasolini contra legisladores de la comisión de cultura de la ciudad

Este poema de Pier Paolo Pasolini va dedicado a los legisladores de la ciudad, integrantes de la Comisión de Cultura, que el 20 de setiembre de 2008 no accedieron al pedido de la SEA de fijar una fecha para darle despacho definitivo al Proyecto de Pesión al Escritor, planteando en su lugar una mortal ronda de consultas (casi podría decirse que nos mandaron al muere).
Me refiero a los siguientes diputados: Inés Urdapilleta (Frente para la Victoria), Teresa de Anchorena (Coalición Cívica), Oscar Moscarielo (PRO), Lidia Saya (Pro), Marta Varela (Pro).

Al Príncipe

Si regresa el sol, si cae la tarde,
si la noche tiene un sabor de noches futuras,
si una siesta de lluvia parece regresar.
de tiempos demasiado amados y jamás poseídos
del todo,
ya no encuentro felicidad ni en gozar ni en sufrir por ello:
ya no siento delante de mí todavía la vida…
Para ser poetas, hay que tener mucho tiempo:
horas y horas de soledad son el único modo
para que se forme algo, que es fuerza, abandono,
vicio, libertad, para dar estilo al caos.
Yo, ahora, tengo poco tiempo: por culpa de la muerte
que se viene encima, en el ocaso de la juventud.
Pero por culpa también de este nuestro mundo humano
que quita el pan a los pobres y a los poetas la paz.
Publicar un comentario