sábado, agosto 16, 2008

Giorgio Baffo*: tres sonetos pornográficos

Placeres ansiados por el poeta

Para mi gloria quiero siete damas,
todas desnudas en derredor mío:
que el culo me reclama una, confío,
otra zampa mi polla y se la mama;

otras dos sobre el lecho desparraman
con el ombligo al aire, el mujerío,
y se corren meneando con tal brío
que mis brazos se tronchan como ramas.

Dos más aún estiradas para, digo,
follarlas con los pies sin disimulo
y darles fregotadas con el higo;

y me queda la última, calculo
que tras una lamida, aun consigo
con mi nariz joderla por el culo.

El mundo al modo del autor

Si yo debiera fabricar un mundo,
oye, cómo lo veo terminado:
que el calor fuese siempre moderado,
y en luna llena de esplendor rotundo;

Sin lluvia fuese el campo más fecundo,
y mil frutos naciendo en cualquier lado,
abierto el cielo, el mar siempre aplacado,
y no existiese fiera o bicho inmundo;

que el hombre fuera sano, rico y bravo,
que robos de dinero no existieran,
y nadie al porvenir diera un ochavo:

mas sobre toda cosa que me dieran,
pido que a todos se les hinche el nabo
para siempre joder, y a quien quisieran.

La polla en agonía

¡Adiós, coños y culos, los florones
del mundo más preciosos! Entre tanto
preciso es que levante mis cojones,
que ha muerto el Creador de Todo Santo;

aunque ya me hice dar mil restregones
por la mano desnuda de mi encanto,
para nada sirvió, ni las fluxiones
y el aroma de un coño sacrosanto.

Creyendo la podía reavivar,
pues con su hedor aún no ofendía a Dios,
le he puesto un bello culo a olfatear;

ni por esas se ha echado de él en pos
y ha hablado en el momento de expirar:
“¡Adiós, coños y culos! ¡Ay! ¡Adiós!”.

*Nació en Venecia en 1694. Poco se conoce de su vida. Escribió en puro dialecto veneciano.
Para sus poemas véase: La poesía de Giorgio Baffo, 1771, selección de doscientos poemas.
Estos dos poemas fueron extractados de la revista Hora de Poesía, Nº 29, 1983 (Traducc. Javier Lentini).
Publicar un comentario