martes, noviembre 13, 2007

Otras voces, nuevas voces

Jorge Daniel Córdoba*
Paso a Nivel

Mi madre es máquina,
lino,
leño.
Piernas chuecas,
surcos resecos.
Párpados caídos,
ojos achinados.
Ojos que se elevan
como aquellas albas
de humanidades inhóspitas,
anuncio de gallos.

Mi madre
ya no está junto al viejo brasero,
masticando un chipaco,
ni sorbiendo mate cocido.
Tampoco sigue las huellas de alguna cabra
envuelta en su pañuelo blanco
entre el viento y la sequía.
Traquetea como aquel tren adolescente
que por la vía del llanto
la acarreó hasta la ciudad.
Pero mi madre,
sigue siendo monte,
chañar y trabajo.
Fuerza productiva
hasta que llega la oración.

Y luego de un sueño sereno,
distante,
sus párpados se levan
y las mañanas despiertan
un tanto más chuecas y achinadas.
Con sonidos férreos,
con palabras dulces y costuras alegres.
Una vida de paso a nivel.


*Nació en Capital Federal en 1967. Publicó: La muesca (plaqueta (1999). El poema que se transcribe pertenece a su libro Pequeñas soledades (De los Cuatro Vientos Editorial, 2007).
Fabián Lonardi*
I

Busco el sonido
la fonética del pétalo
abro escarbo el tallo:

van apareciendo palabras
de un manual de biología

II

Predio arena piedra cal
cimientos para el eterno tallo

sostener el poema
una flor que se desarma

IV

Duerme plegada
vuelve a capullo

¿sueña?: se abre

compleja armonía
en sencillo acto

XLVIII

Ofrenda en las praderas del sueño
corto las flores blancas
como nieves, duras y tiernas

LIV

Árboles, viento, musgo
sueño replegado en alas
cae la tierra quieta, flota

LVII

Crece y crece
da hojas, sombra, frutos
dibujos en el cielo

es bosque, mundo
* Poeta argentino, inédito. Tiene un fotolog: www.fotolog.com/flores_que_saque
Publicar un comentario