viernes, julio 08, 2016

María Chapp: Majada


                                                                            
                                        Cada uno es un fruto madurando su muerte
                                                                                               IDEA VILARIÑO

vértigo blanco
       fosforescencias 
dientes de yodo embisten
me liberan de aquellas Marías
“languidez y risa
contradictorio es el océano”
(escribí a los veinte)
arden aceites y nardos
para el milagro de la muerte
               en la orilla
 silencio sacro      búdica quietud
agonizante  majada
                 en los pies
entrega su ocaso
mientras el furor
           de otra embestida
agudas crestas
                veo
estrépitosos  nacimientos
coros del enorme vientre
nada importa la brumosa mañana
cabalgo en el jadeo
             mar en las axilas
y entrego el cuerpo
              izado del poema
en abrazo de brío y adagio
scherzo y burbuja
con los pies cautivos
            en la arena
(sentí  a los veinte)
aires de la espuma  muerta
pulso vacío de las horas
música de la callada
      
                         flor




*María Chapp. Nació en Buenos Aires, Argentina. Poeta, ensayista, socióloga. Publicó entre otros libros: La sed, El ojo peregrino y Luz de agua
**El poema que se transcribe pertenece al último libro mencionado.
Publicar un comentario