jueves, octubre 15, 2015

Dulce María Loynaz: Tres poemas



MAL PENSAMIENTO

¡Qué honda serenidad/
el agua tiene esta noche!/
Ni siquiera brilla:/
tersa,/
obscura, aterciopelada,/
está a mis pies extendida/
como un lecho./
No hay estrellas./
Estoy sola y he sentido/
en el rostro la frescura/
de los cabellos mojados/
de Ofelia. /

MÁS BIEN

¿Estrella dices? No./
más bien la nube. La nube un poco borrosa:/
la nube que no tiene/
color ni forma ni destino;/
a la que no se dan bellos nombres de dioses./
Más bien la fugitiva nube siempre flotando./
la desflecada nube/
que nadie ama./
Sí, más bien la nube que se va pronto,/
se esfuma, se deshace. y más nada.



LXI

Rodeada de mar por todas partes,/
soy isla asida al tallo de los vientos.../
Nadie escucha mi voz, si rezo o grito:/
Puedo volar o hundirme... Puedo, a veces,/
morder mi cola en signo de Infinito./
Soy tierra desgajándome... Hay momentos/
en que él me ciega y me acobarda,/
en que el agua es la muerte donde floto.../
Pero abierta a mareas y a ciclones,/
hinco en el mar raíz roto./
Crezco del mar y muero de él... Me alzo/
¡para volverme en nudos desatados...!/
¡Me come un mar batido por las alas/
de arcángeles sin cielo, naufragados! /
Viajero:
Yo soy como el viajero/
que llega a un puerto y no lo espera nadie:/
soy el viajero tímido que pasa/
entre abrazos ajenos y sonrisas/
que no son para él.../
Como el viajero solo/
que se alza el cuello del abrigo/
en el gran muelle frío... /

*Poeta cubana (La Habana 1902-1977).  Ha recibido diversos premios, entre los que podemos mencionar: Orden Carlos Manuel de Céspedes, Orden Félix Varela, Distinción por la Cultura Nacional y Medalla Alejo Carpentier (Cuba) y Orden de Alfonso X el Sabio (España). Fue galardonada con el Premio Nacional de la Literatura (1987), Premio de la Crítica (1991) y Premio Miguel de Cervantes (1992). Murió en la Habana  en 1997.


Publicar un comentario