miércoles, octubre 01, 2014

Graciela Cros: La parte más negra...



Un día aparece
y uno siente
que todo
terminó.

Se pudo fingir hasta ese momento
pero ya no podrá hacerlo
ni por un segundo más.

No es una mancha que se expande.
Un gas que asfixia.

Es una sensación de luz cortada.
De parabrisas estrellado
por una piedra en el camino.

No quedan huellas.
Uno no sabe quién es ni dónde está.
Te arrancan los ojos,
te cortan la lengua,
te tapan los oídos,
te despellejan vivo.

No hay referencias en ese vacío.
Al rato, como si alguien
encendiera la luz,
la parte más negra se esconde,
es decir, adelgaza
tanto como para hacernos creer
que desapareció.

Los que estamos en el ajo
sabemos que esto no ocurre.

Una vez que se presenta
nunca más deja de hacerlo.

Esto pasa
de vez en cuando,
por eso vuelven
a aumentarme
la dosis.





Publicar un comentario