sábado, diciembre 15, 2012

María Laura Decésare: Vida de gatos...

 
El guardián de bigotes largos

Me despierta
con su pata sobre mi cara
lo miro de reojo sin entender
el coraje en su mirada.
Será que una vez más
me salva de la pesadilla
para aliviar con su ronroneo
el sobresalto anterior.

 Luna triste

La noche no sueña
y es temprano todavía,
un bocinazo a lo lejos
luces fijas en un punto
docenas de párpados abatidos
deambulan
por espacios habituales
y la luz del hospital
nunca se apaga.
Una leve brisa
balancea las maderitas
del balcón de al lado,
interrumpe
por un instante
el llanto de los gatos.


Insomnio

Dormirse sin sueño
y despertar a medianoche
sintiendo que un rio
nos separa.
En la distancia de nuestros cuerpos
oigo tu respiración
que lo dice todo
y no dice nada.
¿Y la magia de dormirnos abrazados?
Ahora, un lienzo de algodón
es lo único que nos une.
Subo a la almohada de los milagros
y caigo en el torrente 
del día a día que decreta
el final de la jugada.

 Martes 13
El sol se esconde
detrás del espejo
y vuelan por los cielos
maldiciones y quejas.
Ella no dice nada,
deja hablar al poema
para que diga lo que siente.
Sin pudor esa pequeña voz
salpica de pureza
mientras tararea un salmo
que pide indulgencia
a los cuatro vientos.

 *María Laura Decésare (Rufino, prov. Santa Fe, Argentina). Estudió Ciencias de la Comunicación, Técnica Superior Corrección de Textos. Publicó el libro de poemas La letra muda (Ediciones del Dock, 2010). Los poemas pertenecen a Vida de gatos (Ediciones del Dock, 2012).
Publicar un comentario