lunes, junio 14, 2010

Vincent Van Gogh: La vela Amor

Agradecemos a la poeta María Cristina Carrizo por habernos enviado este texto:

"Etten, 12 de noviembre de 1881

Pero precisamente porque el amor es tan fuerte, nosotros –en cambio– no somos generalmente lo bastante fuertes en nuestra juventud (17, 18, 10 años) como para poder mantener derecho el timón. Y ya ves, las pasiones son las velas del barquichuelo.
Y el que tiene veinte años se abandona completamente a su sentimiento, recibe demasiado viento en las velas y su barco hace agua – y zozobra – a menos que se eleve.
Aquel que, por el contrario, iza en su mástil la vela de la Ambición y navega recto a través de la vida sin accidentes, sin sobresaltos, lo hace hasta que –precisamente– llegan ciertas circunstancias frente a las que él observa: yo no tengo suficiente velamen; y entonces, dice: daría todo lo que tengo por un metro de vela más y no lo tengo. Está desesperado.
Ah! Pero desde entonces cambia de parecer y piensa que puede utilizar otra fuerza; piensa en la vela hasta allí menospreciada que había dejado en la cala desde el principio. Y es esta vela la que lo salva. La vela Amor debe salvarlo, y si no la iza no llegará nunca."

Publicar un comentario