viernes, octubre 31, 2008

Seguimos ladrando: ahora con la poeta Laura Calvo*

Domesticados desde el período neolítico
mezcla de lobo y chacal
la espina dorsal ancha
brillante como el satén

una orden los hacía ladrar

perros de policía
de esta honestísima ciudad
aullando descaradamente
en sus diversos tamaños y pelos

perros asidos al extremo de la cadena

El destino de los gatos
en cambio

No falta la mujer que entrada en años
vaya por las noches
con su paquetito de carne

*Laura Calvo nació en Laprida, provincia de Buenos Aires, en 1949. Reside en Bariloche, provincia de Río Negro. El poema que se transcribe pertenece a su libro Poemas perros.
Publicar un comentario