domingo, septiembre 14, 2008

Entradas a un diario fragmentado: Poemas de María Cristina Carrizo*

Por Alejandro Castro**
Primero fuiste un cuento, fresco y esperando./Después, blanco retazo donde se amorataron leyes pequeñas y compartidas./Al final, un puente para cruzar la vereda conversando con los viejos: Tomo este poema (“Solo”), de María Cristina Carrizo, donde en tres versos se cruzan tres momentos bien definidos y separados temporalmente con una urgencia en el decir. La velocidad de la pluma urgida por un tiempo que parece no estar de su lado o, en todo caso, no parece continuo. Entonces está ese pulso de entradas a un diario fragmentado. Una prisa casi angustiosa que late en algunos textos. Es imperioso volcarse en el poema antes de que eso que el poema persigue “pierda consistencia” porque “Qué inútil se hacen las horas cuando ya no puede pronunciarse la palabra real” .
Ese vértigo del registro no permite detenerse en precisiones y los vacíos que crea importan menos que los ecos que se producen en el yo, casi siempre presente. Esas resonancias irán volcándose sutilmente, completando lo que parece que la poeta retacea: Otra vez se acerca el mundo. Otra vez voy a llorar un día entero. Abran las orejas y los ojos. Mi respiración casi ni la siento. / Otra vez se viene encima; sé que no voy a hacer nada, solo esperar./Pero esta vez sé que sobreviviré. Sobrevivirá el otro lado. /Afuera, el silencio: tomar y dejar de lado; huir del pasado, otra vez.
El aporte de otros registros distintos desde la ironía hasta el humor están siempre al servicio del sentido general. Los temas son el desamor y el desencuentro, pero también la extrañeza del ser y la soledad.
El compromiso con estos temas y con su voz singulr es en “Adan (1989)” una declaración poética: Elijo un lugar blanco/ Para estar contigo/Sin líneas ni figuras/Y te señalo/Con esta letra/ sola.
* Poeta y narradora argentina, nació en 1963 en Capital Federal. Es técnica en cerámica artística. En 1999, gano el primer premio de poesía en el Concurso Raúl González Tuñón que realiza el Centro Cultural La Muralla. En 2002 recibe una mención por el libro de poesía Adana, durante el concurso “25 años de lucha” realizado por la Asociación Madres de Plaza de Mayo.
**Alejandro Castro nació en Buenos Aires, en 1956. Músico y poeta. Recibió el Segundo Premio Poesía del Fondo Nacional de las Artes. Publicó: Reportes de la noche (Edicione en Danza,2008).
Publicar un comentario