miércoles, diciembre 19, 2007

Liturgia, del poeta Fabián Leonardi

Liturgia

Tiempo de nacer: el árbol
imaginario con los frutos
del año.

He aquí un fruto:
nutriente la fruta del saber
y unos ojos achinados. El amor
es redondo suave, es humo
que se atrapa.

¡Vamos
rápido, vamos
allí donde estás vos!:
para achicar distancias, para
recordar lo que extrañamos.

Un árbol fantástico
de papelitos, de escrituras
pequeñas, de flores carnosas
llenas de augurios de buena fe.

¡Vamos, a poner la estrella
vamos!
Publicar un comentario