sábado, noviembre 24, 2007

Lorine Niedecker*

Madre se pone azul y nos deja,
“no permitan que mi cabeza caiga hacia la tierra.
Estoy ciega y sorda.” Muerte desde el corazón,
un dedal en su cartera.

“Ha sido largo el día desde anoche.
Dénme espacio. Necesito
pisos. ¡Lava los pisos, Lorine!—
¡Lava la ropa! ¡Arranca la mala hierba!”

*Lorine Niedecker: poeta norteamericana (1903-1970). El poema que se transcribe está incluido en el libro La pasión del exilio, Diez poetas norteamericanas del siglo XX , Ed. Bajo la Luna, 2007 ( Traducción María Negroni).
Publicar un comentario