martes, enero 03, 2017

Macedonio nuestro

… yo, aunque firme de que todos poseemos en mismo grado la esencia humana que
es doble: conocimiento de misterio y luz y apetencia de la tragedia, creo que he extremado, por un favor cualquiera de circunstancias, el ejercicio de esperanza. Pero más que esta calificación mía quizá ilusoria me decide la persuasión de haber perseverado en labrar la dicción del misterio.


*Fragmento extractado del libro Realidad interna y función de la poesía, del poeta y ensayista argentino Edgar Bayley.
Publicar un comentario