jueves, junio 23, 2011

Carmen Iriondo*: Lenta anunciación

Lenta anunciación


Prepara ella una mezcla de kiwi con naranja
a tientas descubre azúcar en el aire
abre la alacena y se pega a la miel
la compotera núbil de alabastro.

Con la placenta rubia todavía caliente
le agrega frutas secas y abrillante una nuez.

Pisa las castañas que suenan como truenos
lejanísimo ruidos de lenta anunciación,
se adormece empalagada con tus labios.

1.
No le agrada el viento desparejo
emanado del ventilador de techo
porque le pican ls ojos
de arenilla prenatal.

Le horroriza verlo girar, hélices
despojadas de su avión, tontas
locas guillotinadas de capricho.

2.
Jade, papel opaco, observa un pajarito
verde rebotar a través de las rayas tenues
del otoño.

Turbio espejo de los sentidos laqueados
en la cara de una vieja vestida de seda.


*(Buenos Aires). Poeta, narradora y letrista; psicoanalista. Publicó, entre otros, los siguientes libros:  Casa propia (1988), Rara vez (1995), La niña pandereta (1997), Por el miedo te digo (2000), Seamos nieve (2010), etc.
Publicar un comentario