viernes, mayo 20, 2011

Esteban Moore: La boca en la fruta

Este melón es una rosa,

este perfuma como una rosa,

adentro debe tener un ángel

con el corazón y la cintura siempre en llamas.

Este es un santo,

vuelve de oro y de perfume

todo lo que toca;

posee todas las virtudes, ningún defecto,

Yo le rezo,

después lo voy a festejar en un poema.

ahora, sólo digo lo que él es:

un relámpago,

un perfume,

el hijo varón de las rosas.
 
 
La boca en la fruta



en pleno silencio

de las bocas

que mutuas se comen

las lámparas

su repentino fulgor

iluminan

los oscuros pezones

el vientre

la mano que se aroma

en la deseada humedad

en la desvanecida penumbra

esa mujer

anhela de las promesas

el empeño

en la disuelta oscuridad

esta mujer concibe

estímulos en carne propia



esa mujer / olvida

esta mujer cierra los ojos




* Esteban Moore (Buenos Aires, 1952. Poeta, traductor y periodista. Ha publicado, entre otros, los siguientes libros: La noche en llamas (1982); Providencia terrenal (1983), Con Bogey en Casablanca (1987), Poemas 1982-1987 (1988), Tiempos que van (1994), Instantáneas de fin de siglo (Montevideo, 1999), Partes mínimas (Mar del Plata, 1999), Partes mínimas y otros poemas (Buenos Aires, 2003).  Ha recibido diversos premios. Tradujo, además, a autores de lengua inglesa, como, por ejemplo, Ferlinghetti, James Laughlin, Craig Czury, Charles Bukowsky, etc. Colabora en diarios y revistas del país y del exterior.
Publicar un comentario