lunes, diciembre 20, 2010

Sei Shônagon: Cosas sórdidas


El revés de un bordado.

El interior de la oreja de un gato.

Crías de ratón, todavía sin pelo, que salen retorciéndose de su guarida.

Las junturas de un abrigo de piel que no han sido todavía cosidas.

La oscuridad de un lugar que da la sensación de no estar demasiado limpio.

Una mujer poco atractiva que cuida a muchos niños.

Una mujer que se enferma y permanece doliente durante un largo tiempo. En el recuerdo de su amante, no especialmente devoto de ella, debe de parecer casi sórdida.

*De El libro de la almohada, Adriana Hidalgo Editora, 2006.

Publicar un comentario